Responsabilidad

La práctica del ciclismo de montaña es una actividad turística y deportiva que entraña riesgo y precisa que el usuario tenga unas condiciones físicas y técnicas suficientes para dominar la bicicleta y las vicisitudes que pueda encontrar en las rutas.

Si no tienes suficiente preparación o condiciones físicas o técnicas no debes arriesgarte voluntariamente o deberás elegir un recorrido adaptado a tu capacidad.

En cualquier caso, estar federado te aportará un seguro de accidentes y de responsabilidad civil que te cubrirá los riesgos o daños que estén contratados por la respectiva Federación deportiva.

Las rutas se realizan por cuenta, riesgo y bajo la única responsabilidad de quien decide hacerlas, no siendo responsables por ningún accidente o cambio de recorrido ni los promotores, ni aquellos agentes intervinientes en el diseño y señalización de la ruta, siendo las señales y carteles meramente de comportamiento en las rutas.

Es necesario llevar un dispositivo Gps o Smartphone para recorrer las rutas, y es aconsejable llevar un mapa detallado de la zona por donde se circule.

Es necesario respetar las normas de tráfico en las zonas urbanas y en las carreteras por las que circulan las rutas.

Top